Breaking News
Home / Ser Guapos / Los hombres Barbies

Los hombres Barbies

Durante décadas, la imagen de un hombre vestido con ropa de trabajo, sudado y con un hacha en el hombro era símbolo de la masculinidad suprema, hasta uno se podía imaginar que este super macho tendría hasta demasiados olores naturales, ya que no se le veía asociado al jabón y al perfume precisamente.

Por Peter Panthy

Se pensaba que era falto de sensibilidad y cultura “un poco animal” pero de una capacidad de seducción tremenda con un aliento casi afrodisíaco capaces de proezas sexuales. Terror de los hombres casados o padres de niñas púberes, las cuales podrían sucumbir a este macho faunesco con solamente la mirada del mismo, cual medusa erótica.

sofisticadamente atractivo, pero esto mas bien asociado a su poder adquisitivo. Y un arreglo personal más cuidado podría ser visto tan mal como que tal vez tuviese inclinaciones carnales deshonestas hacia otros hombres,…

Estaba claro que todo era una moda creada desde la ficción ya que en la realidad todos estos roles, posturas y supuestos nada tenían que ver con sus apetencias o rendimiento a la hora de tener un encuentro sexual.

Por un lado estaba el hombre fuerte o sofisticado, pero todo poderoso, proveedor y Dios de la familia en la que la mujer era un especie de abeja obrera encargada del panal, a imagen de esa época (que por cierto no es muy lejana y hasta diría en algunos lugares aún perdura)

El hombre gay continuó con este esteriotipo y a su vez queriendo despegarse por oposición a sus propios espejos a esa imagen, así que si había que ser macho,… eran exageradamente machos; los gimnasios de barrio dada la demanda comenzaron a trasformarse en verdaderas industrias de cuerpos de competición en donde tanto el hombre y la mujer trabajaban como esclavos levantando pesas como para construir pirámides (Y pagando para hacerlo).

 

About admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *